Audiencia Provincial de Madrid, de 28 de enero de 2015
Audiencia Provincial de Madrid, de 28 de enero de 2015 "Y más en concreto sobre la valoración de la prueba pericial a que con mayor insistencia se refiere el recurso, ha de reiterarse en aplicación de los criterios antes dichos que la misma es de apreciación libre, no tasada, valorable por el Jugador según su prudente criterio, sin que existan reglas preestablecidas que rijan su estimación pudiendo sólo impugnarse en el recurso la valoración realizada si la misma es contraria en sus conclusiones a la racionalidad o conculca las más elementales directrices de la lógica, de la misma forma que si, como es el caso, se trata de dictámenes plurales puede el Juez atender a los mismos o a uno solo de ellos y prescindir del otro, o seleccionar parcialmente los datos que se estimen pertinentes para someterlos al proceso razonador de una sana crítica, es decir leal y objetiva en relación a lo debatido. Por lo tanto si el recurso se funda, como se afirma en la alegación segunda, en que la Sra. Juez valora únicamente las conclusiones del perito de la actora que son contradictorias las del informe pericial aportado por la recurrente, tal fundamento es insuficiente para obtener una resolución revocatoria salvo que se añada en su defensa la cumplida acreditación no de que esas conclusiones son discutibles sino que el Juez ha valorado las mismas de forma contraria a la lógica, a la razón, a la experiencia o a los conocimientos científicos o prácticos, y nada de ello se ha manifestado en el recurso que sólo se ha limitado a afirmar con generalidad que incumbiendo a la actora la carga probatoria ex art. 247 LEC, la misma no la ha cumplido y ello en base sólo a la afirmación subjetiva, a modo de silogismo, de que no existieron fugas porque nadie ha dicho que se hayan reparado las que hubieran podido existir."